Publicado por Iván Alonso, el Domingo 11 de agosto de 2013

Bob Dylan

You used to laugh about
Everybody that was hangin’ out
Now you don’t talk so loud
Now you don’t seem so proud

Publicado por Iván Alonso, el Viernes 26 de julio de 2013

Siete años de blog. Ni uno, ni dos, ni tres: siete.

2.247 entradas en 33 categorías, 304.822 visitas.

Categoría: Blog, Neverbot | #
Publicado por Iván Alonso, el Domingo 23 de diciembre de 2012

Mucho mejor título para el post que cualquier “Los mejores del año” y similares, dónde va a parar. Es en mi caso una lista tramposa, porque voy a contracorriente de las novedades del mercado: aún no he jugado a un sólo videojuego que se haya publicado durante el 2012, llevo más de un año de retraso con cualquier tebeo episódico y hace tiempo que no he leído novelas de hace menos de veinte años para acá, y es que a veces soy tan hipster que me paso por el extremo contrario. Sin poder opinar aún de muchas cosas que quizá si llamen mi atención — ¿por qué aún no he visto Cabin in the Woods? –, estrenadas durante los últimos meses, os dejo esto, que es de lo bueno lo mejor, de lo mejor lo superior:

Los Vengadores de Joss Whedon

Los Vengadores (The Avengers, Joss Whedon, 2012)

Tras algunos ensayos con mayor o menor acierto en forma de las películas previas de cada uno de los personajes protagonistas, Marvel Studios se reafirman como los únicos capaces de entender de qué va esto de los tios en mallas de colores, haciéndonos llorar por dentro por los derechos malvendidos de Spider-Man y X-Men a otras productoras. Meándose por el camino en la impostura y el dramatismo forzado de cada escena de Christopher Nolan y su Hamlet vestido de murciélago, Joss Whedon se consagra por fin con la dirección de un blockbuster que contenta a crítica, público y estudios. La película divierte, emociona, respeta al fan y llena de colorido nuestros adolescentes corazones viendo cómo Hulk y Thor se cascan. Whedon is my master now.

Sword Art Online

Sword Art Online (ソードアート・オンライン, A-1 Pictures, 2012)

En un futuro cercano, en el que las conexiones a juegos online se realizan mediante dispositivos totalmente inmersivos — ves, oyes y sientes lo que le ocurre a tu personaje — el día de estreno del juego más esperado de la temporada todos los jugadores descubren que no pueden desconectarse. Su megalómano creador lo ha trampeado para que nadie pueda salir de él hasta que terminen todos sus retos y, mientras tanto, una muerte en este mundo virtual significará la muerte de tu cuerpo físico en el mundo real. Mientras esperamos con ansia que alguien invente algo parecido — ¿a qué esperas Google? Déjate de gafas e invierte en algo así –, nos contentamos con las aventuras de Kirito, el jugador protagonista, y  su determinación por terminar el juego. La serie, espectacular como pocas y tremendamente inmersiva para quienes nos hemos dejado nuestras horas nocturnas machacando cabezas de orcos en mundos ficticios, avanza por derroteros sorprendentes, cambia del mundo real al virtual, va añadiendo drama, romanticismo adolescente, aventuras, secuestros, inteligencias artificiales, clanes de jugadores y dragones esqueléticos. Todo BIEN.

Ryan Gosling en Driver

Drive (Nicolas Winding Refn, 2011)

No llegó a España hasta el 28 de Diciembre de 2011, por lo que no veo descabellado considerarla como película de este año. Una gran dirección estética desde todos los ángulos posibles (fotografía, montaje, música, ritmo narrativo, todo es excepcional). Y The Gosh. Porque si algún tipo duro aún no aceptaba que Ryan Gosling se ha convertido en el nuevo modelo de masculinidad, tras Drive ya no queda argumento posible. Lo explicó Jesús Terrés en Nada Importa, léanlo y aprendan. Sobre la película, otros han escrito más y mejor que yo, y tiene mucho sobre lo que opinar. Busquen.

Project X

Project X (Nima Nourizadeh, 2012)

Un director novel, actores desconocidos, un videoclip de hora y media que retrata y acentúa el concepto de “La fiesta”, como bien explicaba @AlvaroMortem en su blog Sky Was Pink. Una excepcional banda sonora que enmarca las escenas más salvajes del único modo que se puede hacer — grabando la fiesta en sí misma –, pese a que habrá pasado desapercibida para muchos, que la habrán tomado como un simple ejercicio visual o una gamberrada adolescente, siendo ambas cosas y más.

Categoría: Blog, Cine, Tebeos, Tv | #
Publicado por Iván Alonso, el Jueves 15 de noviembre de 2012

Es un proyecto de lectura tan válido como pueda serlo el de “todos los libros cuyos títulos no tengan la letra a“. Es decir, una excusa para leer. Leer más, no necesariamente mejor, pero al menos con un criterio de partida.

Desde 1953 se conceden los premios Hugo a las mejores obras en los campos de la fantasía y la ciencia ficción — es decir, son premios de género, vaya el aviso por delante –. Son votados por los visitantes (de pago) de la convención WorldCon y, dado que no existen normas escritas sobre qué califica a una obra para que esta sea considerada fantasía o ciencia ficción, más que el hecho de que sean propuestas para votación a principios de año, podría decirse que son unos premios bastante democráticos. No es que esto sea bueno o malo per se, pero explica algunas de las obras premiadas.

El logo es un cohete. Bien.

Existen numerosas categorías, aunque quizá las más importantes sean las de relato y novela, siendo esta última la que más me interesa a mí, que es lo que importa en este caso. Como peculiaridades, en 1954 y 57 no hubo premios de novela, pero desde mediados de los noventa se entregan también los retrohugos para solventar que haya habido ediciones de la WorldCon sin sus respectivos premios, habiendo “solucionado” ya los años 46, 51 y 54.

Por si fueran pocos libros, en al menos tres ocasiones se han producido empates de votos (66, 93 y 2010), teniendo estos años dos novelas ganadoras ex aequo. Y por si esto a su vez fuera poco, en ocasiones los premios han recaído en terceras, cuartas o quintas partes de alguna saga, lo que me obligará quizá a leerlas enteras. Por suerte la esperanza de vida de nuestra civilización es bastante alta.

Algunas contras tenía que tener este plan de dominación mundial: ciertos premios son inexplicables. En 1983 la cuarta parte de la saga de la Fundación de Isaac Asimov recibió el premio, obligándome a leer las tres anteriores, aparentemente de mayor calidad a tenor de las reseñas que he leído. En 2003 Homínidos, primera parte de una trilogía escrita por Robert J. Sawyer, un escritor de best sellers canadiense — el año que la convención se celebró en Canadá –. En 2001 fue para la cuarta parte de Harry Potter.

Pero teniendo en cuenta que se han entregado ya 65 premios Hugo de novela, creo que hay mucho y muy bueno que leer antes de llegar a las malas obras. Cinco libros de Heinlein, cuatro de Lois McMaster Bujold, obras creadoras de nuevos géneros como el Neuromante de William Gibson, clásicos de Clarke, Zelazny o Dick y un largo etcétera.

Existen otros premios, como el Philip K. Dick que se entrega desde el 1983, los premios Nebula desde el 66 (considerados junto a los Hugo como los más importantes), los entregados por la revista Locus desde 1971, el John W. Campbell Memorial desde 1973 o, más cercanos, los premios Ignotus a la mejor novela española y extranjera, desde 1991. Cualquiera de ellos sería perfectamente válido como proyecto de lectura y, en ocasiones, incluso coinciden: Pórtico, de Frederik Pohl ganó los premios Hugo, Locus, Nebula y John Campbell Memorial. Neuromante de William Gibson ganó Nebula, Dick y Hugo. Y así un largo etcétera.

¿No es un proyecto de lectura fabuloso? En esta página iré apuntando los que vaya leyendo. Avisad si tenéis alguna recomendación especial.

Categoría: Blog, Libros | #
Publicado por Iván Alonso, el Viernes 26 de octubre de 2012

En un edificio viejo es donde vivo, porque a antiguo no llega. De esos con ventanas de aluminio en las escaleras, con el olor a humedad de los portales de los abuelos, con los escalones del descansillo desgastados por innumerables entradas y salidas de los ocupantes de estos escasos pisos, sus familiares, amigos y visitas. En un barrio pobre, donde no llegan pijos ni hipsters. Aquí sólo viven los de siempre y los que no pueden vivir en otro sitio porque no les llega.

Es un edificio de cuando se hacían sin persianas en las ventanas, donde mi despertador es el sol de la mañana y el trino de los pájaros, afanados en la interminable carrera por el fornicio que comienza por impresionar a las hembras de su especie. Como todos. Los fines de semana son los partidos de fútbol de equipos de barrio los que me despiertan, a media mañana, en el campo de tierra de la manzana de enfrente. Aquí los impuestos no llegan para hacerlo de césped, pese a ser un campo para competiciones oficiales.

Por las noches todo es silencioso. Si se concentra uno se puede llegar a intuir el profundo ronquido de alguno de los abuelos que quedan en el edificio, que se ha quedado dormido escuchando la radio. Las paredes maestras ahogan cualquier ruido, aunque en ocasiones se intuye a una pareja especialmente creativa en el portal de al lado.

La escalera es tranquila, sin ascensor, garajes o trasteros, ni prisiones vigiladas en forma de comunidad interior con un triste gimnasio y una piscina repleta de herederos de Satanás en forma de niño. Sólo silencio y un portal sin reformar. Tranquilidad. Aquí no hay reuniones de comunidad donde los vecinos se saquen los colores echándose en cara comportamientos sin sentido. Ningún portero que te juzgue con el desdén de aquel que conoce las privacidades de todos. Sólo es un edificio viejo, con pocos vecinos.

Categoría: Blog, Mundo Real™ | #
Publicado por Iván Alonso, el Jueves 26 de julio de 2012

Menos fanfarria que la última vez, ya que tengo el blog en estado comatoso, pero alcanzamos seis años seguidos en neverbot.com.

1.314 entradas en 32 categorías, 2.448 comentarios (y los de spam, más de 19.000 hasta ahora), unas 280.000 visitas.

Categoría: Blog, Neverbot | #
Publicado por Iván Alonso, el Lunes 20 de junio de 2011

Hum. Qué pena. no hay nada como unas lindas aguamarinas o unas perlas decentes. Creo que deberías buscar otro tipo de mujeres, cielo. Mujeres caras, que huelan a perfume y esas cosas. No entiendo a las mujeres que no invierten en su vida sexual. Es deprimente, ¿no?

Un comentario de una amiga virtual en Facebook, hablando sobre cómo hoy día ya es raro incluso llevar pendientes. Estoy tan de acuerdo con estas frases que hasta me han servido para sacar al blog de su parón de más de un mes y medio sin actualizaciones.

La conversación original venía de haber encontrado estos pendientes en internet. Deliciosos, pese a ser plasticazo.

Publicado por Iván Alonso, el Jueves 21 de abril de 2011

Captura de pantalla 2011-04-21 a las 20.28.52.png

Experimentando con tumblr. Me encanta su interfaz, me encanta el concepto, me encanta el mensaje que te da cuando te registras y validas tu cuenta de correo: “You’re great”. Bravo.

Llevo mucho tiempo siguiendo muchos tumblrs, pero la verdad es que se hace mucho más fácil teniendo una cuenta, desde tu propio dashboard, que mediante rss o cualquier otro medio. El principio del fin.

Categoría: Blog, Internet | #
Publicado por Iván Alonso, el Jueves 24 de marzo de 2011

201103242012.jpg

Esta gracia la pilla poca gente.

Categoría: Blog | #
Publicado por Iván Alonso, el Domingo 6 de marzo de 2011

201103062249.jpg

Meme seguido desde Wanting to be found

Categoría: Blog, Internet | #